El sueño del bebé es una de las grandes preocupaciones de las madres y de los padres. Ver cómo el bebé no se duerme por mucho que lo intentamos puede acarrear muchos dolores de cabeza y horas de descanso perdidas.

En este artículo intentamos ayudarte a entender por qué no duerme tu bebé y te explicaremos qué hacer si tu bebé no quiere dormir para intentar mejorar el hábito de sueño del pequeño.

Mi bebé no duerme, ¿por qué?

Existen varios motivos que explican por qué el bebé no consigue dormir correctamente, siendo los siguientes los más habituales:

  • Tomas muy frecuentes durante el día. A pesar de que la alimentación a demanda es la recomendada, en muchas ocasiones confundimos la ansiedad del bebé con el hambre, por lo que, cuando lo escuchamos llorar, le damos el pecho inmediatamente. ¿Qué significa esto? Que el bebé estará acostumbrado a recibir pequeñas cantidades de comida de forma muy habitual y querrá seguir haciéndolo durante la noche.
  • Tenerlo todo el día en brazos. Los bebés se acostumbran rápidamente a los malos hábitos. Esto significa que si durante el día está siempre en brazos, también querrá estarlo durante las horas de sueño.
  • Amamantar al niño para que duerma. Este es uno de los errores más comunes ya que el bebé asociará el momento de dormir con tomar el pecho. Esto significa que, para volver a dormir, necesitará tomar el pecho de nuevo, lo cual no es muy recomendable.
  • Siestas diurnas excesivas. Los bebés necesitan dormir muchas horas durante el día y la noche, no obstante, el mayor número de horas de sueño tendría que ser durante la noche y no en el día. Si dejamos que el bebé duerma durante todo el día, no querrá dormir por la noche.
  • Mala postura a la hora de dormir. Aunque colocar al bebé para dormir parezca algo sencillo, lo cierto es que es más complejo de lo que parece. Es posible que estés colocando al bebé en una postura incómoda para él, por lo que no conseguirá conciliar el sueño correctamente.
  • Nerviosismo. Un bebé nervioso dormirá menos que un bebé tranquilo. Es por eso por lo que es importante relajar al pequeño antes de ponerlo a dormir con un baño caliente, un masaje en la tripa o algunas canciones.

    El bebé no duerme de noche

    A los bebés les cuesta mucho más conciliar el sueño en horario nocturno pero, ¿por qué? El miedo a quedarse solos o la oscuridad suelen ser algunos de los motivos por los cuales los bebés no duermen de noche. En estos casos, siempre es recomendable quedarse con el bebé hasta que esté completamente dormido y encender unas luces auxiliares para bebés. De esta forma, estará más tranquilo y podrá conciliar antes el sueño.

    El bebé no duerme de día

    No es habitual que un bebé no duerma de día o que le cuesta mucho echar una siesta, ya que los niños necesitan pequeñas siestas para recuperar energía.

    ¿Cuál puede ser entonces el motivo por el cual el bebé no duerme de día? 

    Un ambiente demasiado estimulante, por ejemplo, puede ser uno de los motivos por los que el bebé no quiera echar una siesta durante el día. La televisión siempre encendida, juegos a todas horas, muchas visitas…, esto puede desconcertar al bebé. Se recomienda el término medio, es decir, ofrecerle algunas horas de estímulo y otras de calma para que pueda dormir.

    Las malas digestiones también son una de las causas por las que el bebé no duerme de día. Vigila atentamente cómo se comporta el niño después de las tomas, si está inquieto o si, por el contrario, se queda completamente relajado.

    Mi bebé llora antes de dormir

    El llanto del bebé siempre significa algo y es importante no ignorarlo. ¿Qué puede significar que el bebé llore antes de dormir?

    • Se siente solo: si duerme en la cuna completamente solo, el bebé puede sentir miedo, de ahí que llore antes de dormir porque no quiere volver a enfrentarse a esa situación.
    • Sufre cólicos del lactante.

    ¿Es bueno dormir con el bebé?

    El colecho puede ayudar al bebé a conciliar el sueño fácilmente al notar que está cerca de sus padres. El colecho, además, sincroniza el sueño de los papás y del bebé y es por eso por lo que es una posible alternativa, especialmente en los primeros meses de vida del bebé.

    Cómo afecta la lactancia al sueño del bebé

    La lactancia cumple un papel fundamental en el sueño del bebé, y es que los bebés que toman leche materna suelen hacer tomas más frecuentes que los que consumen leche de continuación como parte de una dieta diversificada, ya que la digestión de la leche materna de hace de forma más rápida.

  • Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.